Técnicamente hablando, día comenzó (01:00am) viendo a Juan y Joaquín sobrevolando los cielos en el Flight Simulator mientras que Tomás y yo charlábamos. Luego Checho no mostró lo GROXXO que es jugando Dota. Después se conectó Ezequiel y, entre una cosa y la otra, nos quedamos charlando hasta las 03:40am. Hermoso todo. Como no me podía dormir, me vi los dos capítulos que me restaban de Rick and Morty y ahí sí me derretí en la cama.

Me desperté al mediodía con los mensajes del grupo diciendo que querían ir a brunchear por Martinez. No me dio el cerebro ni para contestarles. Muteé el teléfono pero puse una alarma para que suene a las 13:00. Jamás la escuché y terminé saliendo de la cama a las 18:00. Voy a echarle la culpa a la vacuna.

El día pasó entre, lavar ropa aprovechado que no llovía y haciendo un brownie de caja.

Lo agarré a Néstor durmiendo en esta posición rarísima y ni bien agarré la cámara, Astor saltó adelante del lente al modo de “Quiero foto!! Quiero foto!!” Obvio que jamás salió en foco.

[253/365]
[255/365]